Presidenciables, divisionismo que favorece a la oposición

Aún no se cumplían ni dos años de que inició el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cuando en redes sociales se comenzaban a manejar nombres de posibles “sucesores” para la presidencia.

Personajes como Tatiana Clouthier, Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrar, Santiago Nieto entre muchos otros se fueron manejando como posibilidades.

Esto comenzó a crear divisionismo entre los seguidores de la Cuarta Transformación y de López Obrador, ya que cada quien tiene un favorito.

Pero analicemos a quién favorece que este tipo de situaciones se den de manera constante.

No solo se da la división entre los seguidores de la Cuarta Transformación, sino que se puede prestar para comenzar a crear un sentimiento de competitividad entre los “presidenciables” y con ello, enrarecer el ambiente entre el gabinete del presidente.

La armonía entre los que están al frente de las diversas instituciones y frentes de gobierno es fundamental para que la 4T continúe.

Aún nos falta por andar la mitad del camino, y a nadie conviene que los personajes principales de este gobierno puedan comenzar a dejar de concentrarse en la labor que les ha sido encomendada y pongan sus esfuerzos en una carrera presidencial, para la cual aún falta tiempo.

Los únicos que resultan beneficiados con estas actitudes son los opositores, recordemos que “divide y vencerás” puede ser aplicado y funciona.

Hoy el presidente mencionó algo muy cierto, en la derecha no hay líderes, la gente ha dejado de creer en ellos, y no solo es la palabra de él, sino los resultados de las elecciones pasadas.

Los nombres más mencionados del lado de los opositores como “líderes” generalmente están ligados a corrupción, delincuencia organizada, mentiras y robo al erario mexicano, razón por la cual el pueblo los ha desechado.

La izquierda puede presumir de que tiene varios nombres de verdaderos líderes que pueden ser dignos representantes de la 4T, pero de eso debe hablarse a su debido tiempo, por el momento, AMLO necesita que tanto sus colaboradores como su pueblo se concentren en la consolidación del Proyecto de Nación. El 2024 aún está lejano. 

Pero no solo buscan dividir por medio de rumores de presidenciabilidad, sino también mediante noticias falsas, como la que publicó el New York Times, donde asegura que gente del gobierno de Claudia Sheinbaum ha filtrado información de que Marcelo Ebrard es el principal responsable de la tragedia de la línea 12 de metro en la CDMX, lo cual de alguna manera los confrontaría.

Comparte esta nota en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0

Deja un comentario