“Por el bien de todos, primero los pobres”, puede sonar como una frase de campaña, pero Andrés Manuel López Obrador ha demostrado que para él es un lema de vida.

Hay muchos que no la entendieron o que creyeron que no sería puesta en práctica, sobre todo las clases medias, que son quienes “castigaron” en la CDMX al partido del presidente. Pero como bien lo dijo hoy en la mañanera “Que con su PAN se lo coman”

Tal parece que hay que explicarles a muchos cuál es la base de la economía de los países, y esta es, sin duda alguna, el movimiento del capital.

Si las bases populares, que en todo el Mundo son la mayoría, no cuentan con recursos para gastar, es obvio que los productores de cualquier artículo o servicio van a ver sus ganancias limitadas a solo los que cuentan con dinero para adquirirlos.

Devolverle a la “base de la pirámide” una parte de lo que día a día paga en impuestos (en lo poco que puede adquirir) no solo los beneficia a ellos como consumidores, sino a los empresarios cuando ven sus ganancias subir.

Un claro ejemplo de ello son las pensiones para adultos mayores, un sector de la población que muy difícilmente puede ser empleado o, por sus limitaciones físicas, puede acudir a un empleo, aunque éste le fuera ofrecido.

Ellos, con el recurso que les ha sido asignado semestralmente pueden adquirir productos en tiendas de autoservicio, con lo cual se obtienen múltiples beneficios: el adulto mayor consume lo que necesita, la tienda tiene ganancias, y esto a su vez, genera empleos.

Difícilmente un empresario con recursos se va a desprender de ellos para darle a un adulto mayor que no sea de su familia para cubrir sus gastos más elementales.

Lo mismo ocurre con las niñas y niños con discapacidad o con los estudiantes de familias pobres, con los apoyos de los programas de bienestar se convierten en consumidores potenciales.

¿Y esto a quién beneficia? A todos! Al empresario, al trabajador, a la persona que recibe el apoyo, en pocas palabras, a la economía del país.

Por eso, ¡POR EL BIEN DE TODOS, PRIMERO LOS POBRES!

Comparte esta nota en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0