México es uno de los países miembros de la Organización de Estados Americanos, mejor conocida como la OEA.

En fechas recientes este organismo ha dado mucho de qué hablar en nuestro país debido al envío de observadores para el proceso electoral que se llevará a cabo el día de mañana.

La polémica principal es por el actuar de este organismo frente a diversas situaciones políticas en países como Venezuela y Bolivia, en los que el Organismo ha apoyado a golpistas en contra de sus gobiernos en aquellos países.

Previendo esta situación, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, señaló el día de ayer durante la conferencia mañanera, de la cual se hizo cargo en su segunda parte, que el titular de dicho organismo y representantes podía estar en nuestro país, siempre y cuando cumplieran con las normas y leyes.

Pero no solo eso, el secretario, tomando en cuenta los antecedentes y la forma de actuar de Luis Almagro, señaló que ha sido una de las peores gestiones y actuaciones que la OEA haya tenido.

El canciller mencionó que la Organización ha tomado decisiones unilaterales, sin tomar en cuenta a los países miembros, es decir, como si fuera autónoma, lo cual no es así. 

Ante este reclamo, el titular de la OEA respondió a Ebrard, haciendo alusión al accidente de la línea 12 de metro en la Ciudad de México.

Ahora nosotros nos preguntamos ¿Dónde han estado la OEA y Almagro ante las situaciones de injusticia que anteriormente vivió nuestro país? y no solo nuestro país, sino el resto de América Latina, cuando EU ha buscado intervenir, de manera inapropiada, en las políticas internas de cada nación.

Apoyar y hasta alentar golpes de estado ha sido la constante de esta administración de la OEA, pero hay un claro mensaje que la sociedad mexicana le ha enviado a Almagro, y del cual queremos hacer eco en este espacio: ¡CON MÉXICO Y LOS MEXICANOS NO PODRÁN!

Somos una nación soberana e independiente, la cual tiene muy claros los principios de la democracia y los haremos valer, el golpismo alentado y financiado desde el extranjero y apoyado por apátridas no es opción en nuestro país. 

Tal vez es hora de que México y otros países de América Latina vayan pensando seriamente dejar a la OEA, ante el servilismo y falta de objetividad que ha estado mostrado.

Comparte esta nota en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0